Los artistas plasman en el arte su visión del entorno y la realidad. La escultura es, por tanto, sensaciones e ideas hechas arte e inmortalizadas en el tiempo. Un tiempo que además cuenta historias, avances y logros dentro de la sociedad humana. Es este mismo lado humano el que ha quedado plasmado en las esculturas de Helsinki y continúa inspirando a la ciudad hasta el día de hoy.

Historia

Cada escultura situada en Helsinki cuenta su historia dentro de un periodo de tiempo determinado. Conforme al año de su creación, comparten estilos y materiales que van modificándose con el paso del tiempo. Las esculturas en la ciudad responden a la necesidad de celebrar el arte exponiendo arte.

  • Siglo XIX - Clasicismo a flor de piel

    Derrotas y triunfos. La escultura durante este siglo se ve representada con personajes que ayudaron a construir la ciudad de Helsinki. A finales del siglo XIX, debido a la influencia del Gran Ducado de Finlandia, se organiza un concurso en 1899 para homenajear a Elias Lonnrot, autor del poema nacional Kalevala.

    Una de las esculturas más antiguas es la de Johan Ludvig Runeberg, poeta finlandés que en 1840 creó la letra del himno nacional de Finlandia. La escultura, hecha mayoritariamente de bronce, representa el orgullo nacional.

  • Siglo XX - De modernismo a abstracción

    En la primera década del siglo XX se empiezan a ver obras de estilo modernista. Durante este siglo, se puede observar la influencia de la naturaleza en las obras con el fin de simbolizar el renacimiento de Helsinki. Elementos como agua, figuras acuáticas y animales forman parte de las esculturas. El artista Ville Green utiliza materiales como el granito y el bronce en su escultura Havis Amanda, que presenta una gran influencia parisina. A mediados y finales del siglo XX, el estilo de las obras va cambiando de modernista a abstracto. Uno de los ejemplos principales de este estilo abstracto es el Sibelius Monument, donde el acero es el material principal y su forma imita una ola.

  • Siglo XXI - Explorando la vulnerabilidad humana

    Vida: ésta es la palabra que resume la escultura a principios del siglo XXI. Formas que representan la vulnerabilidad y el existencialismo humano. Miradas de asombro, miradas susceptibles e ingenuas. La interpretación de cada una de las obras es libre y depende del espectador. Cada obra explora sensaciones. Son obras rotas e imperfectas que representan a todos y todo y que hacen volar la imaginación hacia el pasado, hacia la historia, hacia cómo todo empezó. Materiales como la arcilla y la cerámica son los protagonistas de las principales obras.

Escultores destacados

Walter Runeberg

(1838-1920)

Emil Wikström

(1864-1942)

Ville Vallgren

(1855-1940)

Eila Hiltunen

(1922-2003)

ENTREVISTA

Artista: Tommi Toija

“Eres tú, soy yo, somos todos”. Artista y escultor finés. A través de su más reciente trabajo “little dude” se considera explorador de la vulnerabilidad humana. “Little dude” es un arquetipo del cual ha salido su obra más reconocida, el “Bad Bad Boy”. La escultura muestra la imagen de un niño desnudo orinando, simplemente siendo humano y expuesto a los ojos y al juicio de los espectadores.


Las rutas

¡Comparte tu historia!

Forma parte del primer atlas mundial de las artes.